Translate

Mostrando entradas con la etiqueta desarrollo personal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta desarrollo personal. Mostrar todas las entradas

miércoles, 6 de diciembre de 2017

CÓMO LOGRAS RECIBIR MÁS DE LO BUENO?


Puedes permitir más cosas buenas en tu vida al darles cosas buenas a otras personas. Todo lo que das vuelve a ti multiplicado. Da una sonrisa, amor y buena energía donde sea que vayas. Da lo que quieras recibir, pero dalo libremente, no con la intención de recuperar algo. Si quieres más amor, da amor. Si quieres más respeto o apoyo, dáselo a otros y lo encontrarás de regreso.

Orin DaBen

lunes, 3 de octubre de 2016

CUANDO TENEMOS OBJETIVOS CLAROS

claro en tu intención. ¿Qué es lo que quieres hacer con tu vida? ¿Crecer?  Ser amoroso? Ser feliz? Servir? ¿Sanar? etc.
Cuanto mayor sea tu nivel de claridad en torno a esto, la energía fluirá más clara hacia todas las áreas de tu vida. Tu propósito en la vida es la cosa más importante sobre la que puedes tener claridad. La claridad de objetivos  es lo prioritario para lograr lo que estás deseando.  
Puedes decir, "¿Cuál es el propósito de mi vida, en esencia?" Has pensado en esto alguna vez?
Se trata del deseo más profundo dentro de ti, lo que te da más alegría, en lo que piensas y fantaseas todo el tiempo. Es lo que urge a un profundo  nivel de tu alma, esa motivación; es el sueño que mantienes dentro de ti y que finalmente puedes lograr si realmente lo clarificas  y persistes en él.

sábado, 23 de enero de 2016

NO ERES TU, SOY YO...


Este es un ensayo de Viktor Frankl, neurólogo, psiquiatra, quien fue sobreviviente del holocausto y el fundador de la disciplina; que conocemos hoy como Logoterapia. Después de leer ésto tu visión de la vida puede cambiar...

¿Quién te hace sufrir? ¿Quién te rompe el corazón? ¿Quién te lastima? ¿Quién te roba la felicidad o te quita la tranquilidad? ¿Quién controla tu vida?...
¿Tus padres? ¿Tu pareja? ¿Un antiguo amor? ¿Tu suegra? ¿Tu jefe?...

Podrías armar toda una lista de sospechosos o culpables. Probablemente sea lo más fácil. De hecho sólo es cuestión de pensar un poco e ir nombrando a todas aquellas personas que no te han dado lo que te mereces, te han tratado mal o simplemente se han ido de tu vida, dejándote un profundo dolor que hasta el día de hoy no entiendes.

Pero ¿sabes? No necesitas buscar nombres. La respuesta es más sencilla de lo que parece, y es que nadie te hace sufrir, te rompe el corazón, te daña o te quita la paz. Nadie tiene la capacidad al menos que tú le permitas, le abras la puerta y le entregues el control de tu vida.

Llegar a pensar con ese nivel de conciencia puede ser un gran reto, pero no es tan complicado como parece. Se vuelve mucho más sencillo cuando comprendemos que lo que está en juego es nuestra propia felicidad. Y definitivamente el peor lugar para colocarla es en la mente del otro, en sus pensamientos, comentarios o decisiones.

Cada día estoy más convencido de que el hombre sufre no por lo que le pasa, sino por lo que interpreta. Muchas veces sufrimos por tratar de darle respuesta a preguntas que taladran nuestra mente como: ¿Por qué no me llamó? ¿No piensa buscarme? ¿Por qué no me dijo lo que yo quería escuchar? ¿Por qué hizo lo que más me molesta? ¿Por qué se me quedó viendo feo? y muchas otras que por razones de espacio voy a omitir.

No se sufre por la acción de la otra persona, sino por lo que sentimos, pensamos e interpretamos de lo que hizo, por consecuencia directa de haberle dado el control a alguien ajeno a nosotros.

Si lo quisieras ver de forma más gráfica, es como si nos estuviéramos haciendo vudú voluntariamente, clavándonos las agujas cada vez que un tercero hace o deja de hacer algo que nos incomoda. Lo más curioso e injusto del asunto es que la gran mayoría de las personas que nos "lastimaron", siguen sus vidas como si nada hubiera pasado; algunas inclusive ni se llegan a enterar de todo el teatro que estás viviendo en tu mente.

Un claro ejemplo de la enorme dependencia que podemos llegar a tener con otra persona es cuando hace algunos años alguien me dijo: "Necesito que Enrique me diga que me quiere aunque yo sepa que es mentira. Sólo quiero escucharlo de su boca y que me visite de vez en cuando aunque yo sé que tiene otra familia; te lo prometo que ya con eso puedo ser feliz y me conformo, pero si no lo hace... siento que me muero".

¡Wow! Yo me quedé de a cuatro ¿Realmente ésa será la auténtica felicidad? ¿No será un martirio constante que alguien se la pase decidiendo nuestro estado de ánimo y bienestar? Querer obligar a otra persona a sentir lo que no siente... ¿no será un calvario voluntario para nosotros?

No podemos pasarnos la vida cediendo el poder a alguien más, porque terminamos dependiendo de elecciones de otros, convertidos en marionetas de sus pensamientos y acciones.

Las frases que normalmente se dicen los enamorados como: "Mi amor, me haces tan feliz", "Sin ti me muero", "No puedo pasar la vida sin ti", son completamente irreales y falsas. No porque esté en contra del amor, al contrario, me considero una persona bastante apasionada y romántica, sino porque realmente ninguna otra persona (hasta donde yo tengo entendido) tiene la capacidad de entrar en tu mente, modificar tus procesos bioquímicos y hacerte feliz o hacer que tu corazón deje de latir.

Definitivamente nadie puede decidir por nosotros. Nadie puede obligarnos a sentir o a hacer algo que no queremos, tenemos que vivir en libertad. No podemos estar donde no nos necesiten ni donde no quieran nuestra compañía. No podemos entregar el control de nuestra existencia, para que otros escriban nuestra historia. Tal vez tampoco podamos controlar lo que pasa, pero sí decidir cómo reaccionar e interpretar aquello que nos sucede.

La siguiente vez que pienses que alguien te lastima, te hace sufrir o controla tu vida, recuerda: No es él, no es ella... ERES TÚ quien lo permite y está en tus manos volver a recuperar el control.

"Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: La última de las libertades humanas-la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino".

sábado, 24 de mayo de 2014

CUANDO MANTENEMOS HÁBITOS PERJUDICIALES

    

    Tranquilizar la mente y mirar con frecuencia hacia nuestro interior para  ver que hábitos o pensamientos necesitan ser eliminados,  será de gran ayuda para sentirnos liberados y lograr resolver muchos de nuestros problemas. Por ejemplo, hábitos como juzgar, criticar y ver sólo  los defectos de otras personas impiden que podamos crear cosas constructivas en nuestra propia vida y eso únicamente nos lleva al estrés, a la confusión, a la desarmonía con otros y con nosotros mismos y nuestra vibración energética descenderá.


     Identificar y darnos cuenta de lo pernicioso de mantener este u otro tipo de hábitos perjudiciales,  nos ayudará a  tomar la decisión de hacer lo que sea necesario para sacarlos de nuestra vida, probablemente no será al primer intento que lo conseguiremos, pero si ponemos nuestra atención en eso, con constancia y  voluntad, lo lograremos. De allí en adelante surgirán grandes avances y todo marchará mucho mejor en nuestra vida.

lunes, 16 de diciembre de 2013

GUÍATE POR LA INTUICIÓN


     La intuición puede ser una guía muy importante en nuestro diario vivir. Por eso antes de que te decidas hacer alguna cosa, entra unos minutos en silencio procurando apartar los pensamientos centrándote sólo en tu respiración y luego observa tus sentimientos acerca de lo que vas hacer. Pregúntate a ti mismo antes de actuar: ¿Realmente quiero hacer esto?, ¿me siento contento(a) de hacerlo?,  ¿me voy a sentir satisfecho(a) después de hacerlo?, o ¿hay algo que preferiría hacer en vez de esto? Y luego tómate un tiempo para escuchar tus sentimientos.


       Es muy importante hacer las cosas sólo cuando te sientes bien al hacerlas y cuando te sientes contento por ello, pues allí estamos operando desde un nivel de consciencia más alto,  y  es cuando logramos mejores resultados además que  estaremos dando un espacio al  desarrollo de la inteligencia del corazón.

domingo, 2 de octubre de 2011

CUANDO NO QUEREMOS CAMBIAR

¿Hasta qué punto estamos dispuestos a reconocer nuestras limitaciones y abrirnos al cambio? ¿A salir de nuestra zona de comodidad, donde nos sentimos seguros para atrevernos hacer algo diferente a lo acostumbrado?
Creo que eso depende de nuestra capacidad de autoanálisis, del deseo constante de querer evolucionar, así como de nuestro sistema de creencias.
Mientras la vida transcurre en medio de una continua transformación, de un continuo movimiento, como nos lo muestra la propia naturaleza que cambia día tras día, nosotros mismos no somos iguales, nuestro cuerpo cambia, todo evoluciona sin embargo, muchas veces nosotros nos resistimos al cambio, nos encerramos en nuestro propio punto de vista y no aceptamos que es necesario adoptar nuevas actitudes, nuevas formas de actuar y durante mucho tiempo nos mantenemos estancados en nuestra propia manera de pensar.
A continuación les relato lo que sucedió hace unos días cuando conversaba con unas personas y ante las críticas que surgían, les decía que no podíamos ser jueces de los demás y que era mejor dejar las críticas de lado además que esto en algún sentido, también podía significar que tampoco estábamos a gusto con nosotros mismos. La respuesta fue: “Pero, es necesario hacerlo, no podemos ser indiferentes ante lo que hacen los demás”. Frente a esa respuesta tan contundente opté por quedarme callada viendo como perdían sus energías inútilmente al continuar con sus críticas hacia otras personas, sin que esto aportara ninguna solución, hasta que finalmente preferí alejarme.
Mucho podremos escribir o decir pretendiendo dar una pauta a otras personas, sin embargo, cuando no existe la propia apertura a escuchar o hay resistencia al cambio, los demás poco o nada podemos hacer y hasta que en la propia persona surja ese “darse cuenta” sólo nos queda aceptar que es la decisión personal de cada uno la que finalmente primará puesto que en definitiva, uno mismo labra su propio destino.

domingo, 14 de agosto de 2011

SABIDURÍA O EGOÍSMO?

Hace unos días, conversaba con unos amigos acerca de cuándo brindar ayuda a otras personas que están pasando por situaciones difíciles y cuando no. 
Creo que para eso hay un criterio que es necesario tener en cuenta en primer lugar y es ver, hasta qué punto esa persona está haciendo todo el esfuerzo necesario para superar su propia situación o si por el contrario sólo está esperando que los demás le solucionen sus problemas. 
Hay casos en los que incluso podemos sentirnos mal cuando no tenemos las condiciones para poder ayudar a alguien y creemos que estamos actuando egoistamente, sin embargo no es así, hay que tener el discernimiento suficiente para darnos cuenta cuándo nuestra ayuda es oportuna y cuando no y ver si está a nuestro alcance el poder brindarla. 
Me quedé pensando en este tema y justamente llegó este texto a mis manos como corroborando esas ideas al respecto y aquí lo comparto con ustedes.

Texto extraído del libro : Personal Power Through Awareness de  Orin and DaBen                                              
"Sabiduría es saber cuándo ayudar y cuándo no. A menudo, lo más amoroso que puedes hacer por las personas es mantenerte al margen mientras que ellos aprenden sus propias lecciones. Si llegas y actúas como su salvador, le puedes estar quitando la oportunidad de aprender  las lecciones y el crecimiento que estaban derivándose de esa situación. Entonces se tendrán que crear todas estas situaciones nuevamente. El ser sabio, se puede sentir como que uno es duro, pues a menudo es más fácil entrar y rescatar a la gente, que pararse y ver cómo ellos van atravesando sus dificultades y algunas veces dolorosas lecciones."

martes, 15 de marzo de 2011

PODER INTERIOR

Gran parte del desarrollo personal  depende de hábitos que nos permitan ponernos en acción y pensamientos que nos faciliten lo que queremos lograr, no de aquellos que nos limiten. Si tomamos consciencia de nuestro poder para cambiar nuestra propia vida  y comprendemos que somos responsables de todo lo que nos sucede, estaremos asumiendo nuestro poder , aunque  eso se convierta en un gran desafío para nosotros.
Sin embargo es tan fácil ver como nos pasamos la vida buscando fuera, cuando  es dentro de  nosotros donde está la capacidad para transformar nuestras vidas y lograr la realización de nuestros mayores sueños.

sábado, 4 de julio de 2009

SIETE EJERCICIOS EN FAVOR DE LA PAZ


-->
Texto extraído del sitio “Peace is the Way” de Deepak Chopra
El programa en favor de la paz lo invita a convertirse en hacedor de paz realizando, cada día, una acción concreta centrada en hacer realidad la paz, paso por paso en su vida personal.
Comience hoy mismo:
-* Domingo: * Ser en favor de la paz.   
-* Lunes: Pensar en favor de la paz.
-* Martes: * Sentir en favor de la paz.  
-* Miércoles: * Hablar en favor de la paz. 
-* Jueves: * Actuar en favor de la paz. 
-* Viernes: * Crear en favor de la paz. 
-* Sábado: * Compartir en favor de la paz.
Cada ejercicio sólo toma unos cuantos minutos. Puede hacerse en privado o en público, pero quienes lo rodean sabrán que Usted está en favor de la paz por su forma de actuar en el diario vivir.
* Domingo: Ser en favor de la paz*
Hoy, dedique cinco minutos a meditar acerca de la paz. Siéntese en silencio y cierre los ojos. Preste atención a los latidos de su corazón y repita interiormente estas cuatro palabras:
-paz, armonía, risa, amor.
Permita que, desde el silencio de su corazón, estas palabras irradien hacia su cuerpo.
Al terminar la meditación, dígase a si mismo o a sí misma, Hoy voy a despojarme de todo resentimiento.
Recuerde algún resentimiento contra alguien y déjelo ir. Hágale saber a esa persona que la perdona.
* Lunes: Pensar en favor de la paz*
El pensamiento tiene poder cuando está respaldado por la intención. Hoy, introduzca en sus pensamientos la intención de actuar en favor de la paz. Haga un momento de silencio y luego repita esta antigua oración:
Haz que yo sea amado, haz que yo sea feliz, haz que yo sea pacífico.
Haz que mis amigos sean felices, amados y pacíficos.
Haz que quienes considero como mis enemigos sean felices, amados y pacíficos.
Haz que todos los seres sean felices amados y pacíficos.
Haz que el mundo entero experimente la felicidad, el amor y la paz.
Si en algún momento del día se siente dominado o dominada por el miedo o la ira, repita estas intenciones:
-la oración le devolverá su centro de gravedad.
* Martes: Sentir en favor de la paz*
Este día es para experimentar las emociones de la paz: -compasión, comprensión y amor.
Compasión es compartir el sufrimiento y, cuando sentimos el sufrimiento de otra persona, nace la comprensión.
Comprensión es saber que el sufrimiento es compartido por todos y cuando comprendemos que no estamos solos en nuestro sufrimiento, nace el amor. Y, cuando hay amor, hay oportunidad para la paz.
En el curso del día observe a un desconocido y dígase a si mismo o a sí misma en silencio, esta persona es como yo y como yo ha experimentado alegría y tristeza, desesperación y esperanza, miedo y amor. Como yo, esta persona no es eterna y un día acabará. La paz de esta persona es tan importante como mi paz. Quiero que haya paz, armonía, risa y amor en su vida y en la vida de todos los seres.
* Miércoles: Hablar en favor de la paz*
Hágase hoy el propósito de hacer felices a sus interlocutores y dígase a usted mismo o a usted misma:
-hoy, cada palabra que pronuncie la escogeré conscientemente y evitaré las quejas, las condenaciones y las críticas.
El ejercicio consiste en realizar alguna de las siguientes acciones:
-Dígale a una persona cuánto la aprecia. -Exprese auténtica gratitud hacia quienes lo hayan ayudado y amado. -Ofrezca palabras de alivio o de aliento a alguien que las necesite. -Demuéstrele respeto a alguien cuyo respeto usted valora.
Si descubre que reacciona en forma negativa o agresiva contra alguien, guarde silencio.
Espere a recuperar la calma para hablar y hágalo, entonces, con respeto.
* Jueves: Actuar en Favor de la Paz*
Hoy es el día para ayudar a alguien que lo necesite: -un niño, un enfermo, un anciano o un inválido.
La ayuda puede ser de muchas maneras. Dígase a sí mismo o a sí misma, hoy voy a sonreírle a alguien a quien no conozco. Si alguien me injuria o injuria a otra persona, le responderé con un gesto de bondad. Le enviaré un regalo anónimo a una persona, sin tener en cuenta su condición. Ofreceré mi ayuda sin esperar gratitud o reconocimiento.
* Viernes: Crear en favor de la paz*
Hoy, proponga una idea creativa para solucionar un conflicto personal, familiar o con sus amigos. Si puede, trate de crear una idea que sirva en su comunidad, su país o a nivel mundial.
Puede cambiar un viejo hábito que no funciona, mirar a alguien de una nueva manera, decir unas palabras que nunca antes había dicho o pensar en una actividad que integre a un grupo de personas para pasarlo bien y divertirse.
En un segundo momento, invite a un miembro de su familia o a un amigo a proponer una idea del mismo estilo. La creatividad se siente mejor cuando es uno mismo quien propone la nueva idea o el nuevo enfoque. Haga saber que usted acepta y disfruta la creatividad.
Permita que fluyan las ideas y ensaye lo que resulte llamativo. El propósito aquí es crear vínculos, porque solamente cuando nos vinculamos con los demás nace la confianza mutua y, cuando hay confianza, no hay lugar para hostilidades y sospechas, los dos grandes enemigos de la paz.
* Sábado: Compartir en favor de la paz*
Comparta hoy con dos personas el ejercicio de hacer la paz. Déles este texto e invítelos a comenzar los ejercicios diarios. A medida que más gente participe, la acción se expandirá para formar una masa crítica.

-Celebre hoy con alegría su propia conciencia de la paz con otra persona conciente de la paz. -Comparta su experiencia de mayor paz. -Comparta su gratitud porque alguien tome tan en serio como usted el asunto de la paz. -Comparta sus ideas para ayudar al mundo a convertirse en una masa crítica de paz. -Haga cuanto pueda para ayudar a alguien que quiera convertirse en hacedor de paz. -La mejor razón para convertirse en hacedor de paz.
Ya conoce el programa. Transformarse en hacedor de paz no significa convertirse en activista y participar en marchas de protesta, no hace falta estar en contra de algo, no se necesita dinero:
-Lo que se pide es interiorizar y dedicarse a la construcción de la paz.

domingo, 7 de junio de 2009

CAMBIAR HABITOS DE MANERA PRACTICA - OSHO



A través de los hábitos se programa nuestro cerebro para actuar en piloto automático, en la comodidad y en la rutina. Y así actuamos repetitivamente sin creatividad. En estudios realizados se dice que el cambio de hábitos, por pequeños que éstos sean, nos permiten salir de la rutina convirtiéndose en un motor para la innovación.

Sin embargo existen hábitos que son beneficiosos como por ejemplo cepillarnos los dientes después de cada comida, pero también otros que son perjudiciales pues pueden dañar nuestra salud mental o física, como el habito de pensar negativamente, o comer determinados alimentos que no son recomendables.

Aqui les dejo un ejercicio fácil de realizar por si han intentado cambiar algún hábito y no lo han logrado :

"Siempre que quieras cambiar un patrón de la mente que se ha convertido en un hábito duradero, la respiración es lo mejor.

Todos los hábitos mentales están asociados con el patrón de respiración. Cambia el patrón de respiración y la mente cambiará inmediatamente, instantáneamente. ¡Inténtalo!

Siempre que observes que esté surgiendo en ti un juicio y que estés cayendo en un viejo hábito, exhala inmediatamente, como si estuvieras tirando el juicio con la exhalación.

Exhala profundamente, jalando el estómago y, conforme sacas el aire, siente o visualiza cómo todo el juicio está siendo expelido.

Después inhala profundamente dos o tres veces. Simplemente ve qué pasa. Sentirás una frescura completa; el viejo hábito no habrá logrado tomar posesión. Comienza con la exhalación, no con la inhalación.

Cuando quieras absorber algo, empieza con la inhalación; cuando quieras deshacerte de algo, comienza con la exhalación. Sólo mira la manera inmediata en que es afectada la mente.

Inmediatamente verás que ésta se ha movido a otro lugar; ha llegado una nueva brisa. No te encuentras en la vieja rutina así que no repetirás el viejo hábito.

Esto sucede con todos los hábitos. Por ejemplo, si fumas y sientes la necesidad de fumar pero no quieres, inmediatamente exhala profundamente y expele la necesidad. Respira profundamente y verás que la necesidad ha desaparecido de manera inmediata. Esta puede convertirse en un instrumento sumamente importante para el cambio interno".

Osho - Tónico para el alma

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...