Translate

Mostrando entradas con la etiqueta sanación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sanación. Mostrar todas las entradas

jueves, 13 de octubre de 2016

PERDON DESDE EL ALMA


Puedes ofrecer el perdón desde tu alma a los demás. Piensa en alguien que amas. ¿Hay algo que sientes que esta persona ha hecho con lo que no estás de acuerdo? Si estás listo para liberar estos sentimientos y experimentar el perdón desde tu alma, enlázate con el alma de esta persona. Únete con tu alma e irradia el perdón. Podrías hacer una declaración como, "Te perdono por todo lo que percibo que puedas haberme hecho. Yo libero toda la autocompasión o culpa que nos ha separado." 
Recuerda algunas de las veces que has amado y perdonado a esta persona. Piensa en ti como una persona que perdona que no se ofende por la incapacidad de las personas para expresar amor.

OrinDaben: Soul Love

jueves, 29 de octubre de 2009

UN REGALO PARA SANAR RELACIONES ADICTIVAS

Hermosa meditación que nos ayuda a sanar heridas y liberarse de relaciones adictivas. Ponte cómodo(a) y escúchala en un momento en que estés libre de interrupciones. Se recomienda hacerla una sola vez.
Nota.- detén MI MUSICA para que no se acoplen los sonidos.

jueves, 30 de abril de 2009

MEDITACION DE KRYON -Canalizada por Mario Liani

La Oración
Así como la he recibido, con humildad y amor les entrego esta oración, junto al claro propósito de arrojar un rayo de luz donde haya oscuridad y con la recta intención de aportar una especie de mapa de posibilidades que puedan considerar apenas como una sugerencia o punto de partida para iniciar el viaje de regreso a casa...
En amor y en servicio,
Mario Liani

Oración de Co-Creación
Yo (nombres)
tengo fe en que mi Yo Superior es siempre mi instantáneo,
constante y generoso suplidor.

Yo …
tengo fe en que mi Yo Superior siempre abre mis caminos
aún cuando humanamente pareciera que no existieran vías.

Yo …
tengo fe en que mi Yo Superior guía siempre todos mis proyectos,
manteniendo mi salud, felicidad y prosperidad.

Yo ...
tengo fe en que mi paz interior está siempre segura con la ayuda de mi Yo Superior, quien es mi Yo más elevado y la parte de Dios que reside en mí.

Con licencia del Gran Espíritu que todo lo rige y todo lo gobierna.
Con licencia de la Madre Tierra, justa, generosa y dadivosa.
Con licencia de los Cuatro Elementos, las Cuatro Direcciones Magnéticas
y todos los Devas Supralumínicos,
Yo ... os saludo a todos y honro el hecho de estar junto a ustedes.

Con licencia de todos mis Guardas y Guías Espirituales
y de la Gran Hermandad Blanca,
Yo ... en esta hora y en este momento,
convoco a todos los Seres de Luz que tutelan mis caminos,
para pedirles afecto, bondad, comprensión, ayuda, consejos, información, instrucción, sabiduría, Luz, mucha Luz, para que juntos recorramos la senda
que ha sido trazada por nosotros mismos desde las más altas regiones del Espíritu.

A través de ustedes, Amados Guías, Yo ...
me dirijo a la fuente creadora del Espíritu.

Como el ser multidimensional que soy, Yo ...
afirmo que yo soy sagrado y merezco estar aquí en la Tierra,
para recibir respuestas de ti, querido Espíritu, mi magnífico socio.
¿Qué puedo hacer para ser mejor socio tuyo?
¿Qué es lo que quieres que yo sepa?
¿Qué debería hacer ahora? ¿Donde debería estar ahora?
¿Cómo puedo hacer para que ocurran los eventos adecuados en mi vida?
Dame las instrucciones para actuar, dame la sincronicidad en mi vivir
que me muestre las respuestas y yo te responderé estando alerta
para evitar accidentes en mi vida.

Yo ... como el ser multidimensional que soy,
festejo mi compromiso de estar en este lugar, pues yo vivo en el Ahora,
tengo mi paz, tengo la visión de la totalidad
y se que las soluciones están esperando hasta que yo llegue al Ahora,
pues al planificar todas las pruebas que debía asumir en esta vida,
desde lo más profundo de mi sabiduría ínter-dimensional,
yo creé todas las soluciones,
pues no hay lugar dentro de mi donde la creatividad deje de existir.

Yo ... como el ser multidimensional que soy,
borro ahora todos los ingredientes de todos mis antiguos contratos
y decreto ahora mi renuncia definitiva a todas las creencias,
implantadas o no, que yo pueda tener;
yo decreto ahora mi renuncia definitiva a todos los votos y decretos
que haya pronunciado en el pasado, en cualquier tiempo y en cualquier instante, principalmente aquellos que estén relacionados con pobreza, enfermedad, dolor, sufrimiento, soledad emocional y vacío existencial.

Yo ... renuncio a todos esos votos
y decreto que los libero definitivamente de mí,
sanando y limpiando los registros kármicos de todos mis procesos evolutivos.

Yo ... perdono, sano y libero todo aquello que conciente o inconscientemente
pudiera retardar u obstaculizar
la completa evolución de todos los niveles multidimensionales de mi ser.

Yo ... como el ser multidimensional que soy,
decreto ahora mi evolución personal y por tanto,
yo co-creo mi futuro y co-creo mi propia realidad,
pues siempre estoy en el sitio correcto en el momento apropiado.

En virtud de ello, Yo ... expreso ahora mi intención
de ir donde tenga que ser llevado de acuerdo al Plan Divino,
y pido que lleguen hasta mi, juntos y sin esfuerzo,
solamente los conocimientos, las personas, las oportunidades
y los recursos materiales necesarios
que me permitan manifestar la Voluntad Divina en esta realidad física.

Yo ... como el ser multidimensional que soy,
elijo usar los nuevos dones del Espíritu para mantenerme equilibrado
y para tener el poder de eliminar cualquier cosa negativa
que intente interponerse en mi camino.
Nada negativo puede perturbarme.
Por tanto, co-creo que mi vibración cambie
y aumente paulatinamente a niveles más sutiles e ínter-dimensionales.

Yo ... co-creo mi sanación física y decreto el despertar de mi memoria celular.
En virtud de ello, de manera adecuada y sagrada me dirijo ahora a ti, Querido Cuerpo:

Estamos juntos en esta vida y juntos nos sanamos a nosotros mismos,
juntos tenemos el poder de inmunizarnos de cualquier proceso
que pueda deteriorar la salud de nuestro sistema físico.
Juntos nos regeneramos, juntos nos rejuvenecemos
y juntos tenemos el poder de retardar la liberación de la química hormonal
que envejece, pues juntos desactivamos por tiempo indeterminado
el envejecimiento de nuestras células, tejidos, órganos y funciones,
y reconectamos en nuestro Ser, en forma armónica y equilibrada,
los 12 códigos del ADN, para alcanzar los 12 niveles superiores
de conocimiento espiritual, emocional, físico y mental.

Así mismo, juntos ahora activamos el crecimiento y funcionamiento
de nuestra glándula pineal, para sentir las frecuencias más altas de pensamiento
que proporciona el conocimiento
y para poner en marcha el proceso de ascensión
que está grabado en nuestro ADN.
Ahora, cada célula de nosotros lo sabe,
proclama su intención y actúa en consecuencia,
manteniendo niveles óptimos de constante buena salud
y rejuvenecimiento físico, mental, emocional y espiritual de nuestros sistemas.

Yo ... creo a mi mundo, soy libre del espacio
y del tiempo y soy parte de Todo lo que Es.
Yo honro esta Tierra, honro mi propia existencia,
vivo en el Ahora y acepto mi realidad presente.
Acepto lo que tengo, acepto lo que soy y acepto Ser,
pues yo se que la gratitud por el momento presente
y por la plenitud de la vida Ahora,
es la verdadera prosperidad que continuamente se me manifiesta de muchas formas. Así mismo, Yo estoy en contacto permanente con todos los niveles
de mi Yo Multidimensional que disfrutan de total prosperidad material,
la cual se manifiesta totalmente en el nivel multidimensional
donde se encuentra esta parte expandida de mi, aquí, Ahora, en el plano Tierra.

Yo ... merezco estar aquí ahora y soy merecedor de muchas cosas buenas.
Por tanto, me abro y comprendo que merezco disponer de plena abundancia
para suplir todos mis deseos y necesidades, y comprendo que el Espíritu
está aquí para darme amor, paz, equilibrio, salud y prosperidad.
Solamente las cosas buenas se adhieren a mí,
pues yo soy una pieza de la Totalidad y soy Perfecto ante la vista del Espíritu.
Ninguna palabra humana puede cambiar el Yo Soy,
pues Yo Soy el Que Soy y merezco estar ahora en este hermoso lugar llamado Tierra.

Yo Soy el Que Soy.
Yo Soy Todo lo Que Soy.
Yo Soy Todo lo Que Soy y Todo lo Que Es.
Yo Soy Uno con el Todo.

De acuerdo al Plan y a la Voluntad Divina, Yo ...
como el ser multidimensional que soy, convoco a todos los Maestros Ascendidos
y a todos los Seres de Luz que estén involucrados
con los conocimientos que deba recibir,
a que me transmitan la totalidad de dichos conocimientos en los niveles adecuados
y me indiquen cómo proceder para su interpretación, aplicación y divulgación,
para así honrar y co-crear armoniosamente
el matrimonio total con el contrato de aprendizaje
que yo mismo he suscrito con el Espíritu.

En nombre del Espíritu, Yo ... co-creo que enfrento el cambio sin temor
y sin participar en ninguna situación apocalíptica colectiva.

En nombre del Espíritu, Yo ... co-creo las cualidades del perdón
y la compasión incondicional, el amor ínter e intrapersonal
y la perfecta salud física, mental y espiritual.

En nombre del Espíritu, Yo ... co-creo la obtención del conocimiento
de esta nueva energía, con todos sus alcances,
con todas sus herramientas y en el más puro amor,
para utilizarlo para mi propio bien, mi sabiduría, mi maestría
y para la guía y el bien de toda la humanidad.

En nombre del Espíritu, Yo ... co-creo la más alta energía espiritual creadora
de todo tipo de recursos intelectuales, espirituales y materiales,
para divulgar correctamente, apropiadamente y con desapego
todos los conocimientos que se me indiquen y para obtener sin esfuerzo
todos los recursos financieros que sean necesarios para realizar
correcta y apropiadamente mi misión, para vivir holgadamente,
con calidad de vida, y para compartir con otros mi prosperidad material.

Las cosas posiblemente nunca sean aquello que parezcan…

Por tanto, Yo ... como el ser multidimensional que soy,
en esta hora y en este momento, pido ser envuelto
en la Luz Blanca Dorada de la Creación, para trabajar integralmente
con la Divina Presencia por encima de mis probables creencias o limitaciones,
para estar permanentemente conectado con alta percepción y adecuada expresión, para actuar siempre de acuerdo al Plan Divino de la Luz, honrando al Espíritu y a los designios superiores
del Plan Maestro de Todo lo Que Es.

Yo ... libero completamente y con total confianza
el resultado de esta afirmación,
lo coloco en las manos del Espíritu, de mi Yo Multidimensional
y me desapego del proceso.

Así es

jueves, 12 de febrero de 2009

REFLEXIONES SOBRE HO OPONOPONO

-->Hace mucho tiempo conocí la técnica del Ho Oponopono y desde entonces me pareció util, pero luego empecé a leer y seguir cursos sobre la ley de atracción y esto quedó en el conocimiento, pero en un segundo plano. Como comprendo que las cosas no suceden por casualidad, hace unos pocos meses volví a encontrar material acerca del Ho Oponopono y desde entonces he profundizado un poco más, entiendo mejor la importancia de aplicarlo en nuestras vidas, y con otro nivel de conciencia, lo estoy haciendo con buenos resultados. En realidad es mucho más que una técnica, es una sanación a nivel del alma que permite borrar los pensamientos, creencias erróneas que fueron acumulándose en lo profundo del subconciente y que son la causa no solo de nuestros problemas y enfermedades, sino de todas aquellas personas que forman parte de nuestra realidad y nos pone en contacto con lo Divino.

Como sicóloga, siempre pensé que mi misión era contribuir de alguna manera para que las otras personas aliviaran o superaran sus problemas o sus preocupaciones, sin embargo cuando supe que el Dr. Ihaleakala Hew Len enseñaba que en realidad la causa de los problemas de las personas que vienen en nuestra búsqueda, está en nosotros, en nuestras propias creencias erróneas, en nuestra basura y que para sanar a otro es necesaria nuestra propia sanación quedé impactada. Cómo puedo yo haber causado la depresión en un paciente o en una persona que es la primera vez que veo y además asumir la responsabilidad por eso? Además. cuantas más personas vengan a buscarme, significa que todo eso también está dentro de mi. Basada en ese principio me pongo a reflexionar en cuánto daño debo de haber causado con mis pensamientos erroneos, sin embargo al conocer el Ho Oponopono me da la oportunidad de liberarlos y sanar en mi, lo que quiero sanar en otros, de allí deriba su enorme importancia.
Y es que como explica el propio Dr. Len , el intelecto muchas veces es una traba para nuestro propio crecimiento, pues solo podemos tener una idea a la vez, mientras que nuestro subconciente está ocupado por 11 millones de pensamientos, no solo los nuestros sino además los de nuestros familiares, personas de nuestro entorno y los pensamientos colectivos.

Entonces si utilizamos el Ho Oponopono que influye a nivel subconciente borrando esas memorias dañinas, vamos a elevar nuestro nivel vibratorio del que tanto se habla en la Ley de atracción, nos vamos a conectar con lo Divino y podremos atraer a nuestra vida aquello que sirva para nuestro bien.

En posteriores entregas iré colocando más información al respecto que pueda ayudar a una mejor compresión y práctica correcta, pues aunque parece algo fácil, comprendo que tiene una base sumamente profunda y siento que todavía tengo que seguir en la búsqueda.

Y por lo que haya causado en ti, LO SIENTO, TE AMO.

HO OPONOPONO - TEXTO DE JOE VITALE

Hace dos años, escuché hablar de un terapeuta, en Hawai, que curó un pabellón entero de pacientes criminales desequilibrados mentales sin siquiera ver a ninguno de ellos. El psicólogo estudiaba la ficha del preso y, enseguida, miraba hacia su interior con el fin de ver como él había creado la enfermedad de esa persona. A medida que él mejoraba, el paciente también mejoraba.
La primera vez que escuché esa historia, pensé que se trataba de alguna leyenda urbana. ¿Como podía alguien curar a otro, solamente a través de curarse a sí mismo? ¿Cómo podría, aunque fuese el maestro de mayor poder de auto-cura, curar a alguien criminalmente trastornado? No tenía ningún sentido, no era lógico, de modo que descarté esa historia. No obstante, la escuché de nuevo, un año después. Supe que el terapeuta había usado un proceso de cura hawaiano llamado “Ho’oponopono”. Nunca había escuchado hablar de él, sin embargo, no conseguía quitármelo de la mente. Si la historia era realmente verdadera, yo tenía que saber más sobre él. Siempre supe que total responsabilidad significaba que yo soy responsable por lo que pienso y hago. Lo que esté mas allá, está fuera de mis manos.
Creo que la mayor parte de las personas piensa lo mismo sobre la responsabilidad. Somos responsables por lo que hacemos y no por lo que hacen los otros. El terapeuta hawaiano que curó a esas personas mentalmente enfermas me enseñara una nueva perspectiva avanzada sobre lo que es la total responsabilidad. Su nombre es Dr. Ihaleakala Hew Len. Pasamos, probablemente, una hora hablando en nuestra primera conversación telefónica. Le pedí que me contase toda la historia de su trabajo como terapeuta. Él me explicó que había trabajado en el Hospital del Estado de Hawai durante cuatro años. El pabellón donde encerraban a los locos criminales era peligroso. Por regla general, los psicólogos dimitían después de un mes de trabajo allí. La mayor parte del personal del hospital se ponía enfermo o dimitía.
Las personas que pasaban por aquél pabellón simplemente caminaban con la espalda contra la pared por miedo a ser atacados por los pacientes. No era un lugar bueno para vivir, ni para trabajar, ni para visitar. El Dr. Len me dijo que nunca vio a los pacientes. Firmó un acuerdo para tener una sala en el hospital y revisar sus expedientes médicos. Mientras leía los expedientes médicos, él trabajaba sobre sí mismo. Mientras él trabajaba sobre sí mismo, los pacientes comenzaron a curarse. “Después de unos pocos meses, los pacientes que estaban atados con correas, recibieron permiso para caminar libremente”, me dijo. “Otros, que tenían que estar fuertemente medicados, comenzaron a reducir sus medicaciones. Y aquellos, que nunca hubiesen tenido la posibilidad de ser liberados, recibieron el alta”.
Yo estaba asombrado. “No fue solamente esto”, continuó, “hasta al personal comenzó a gustarle ir a trabajar. El absentismo y los cambios de personal desaparecieron. Terminamos con más funcionarios de lo que necesitábamos, porque los pacientes eran dados de alta y todo el personal seguía viniendo a trabajar. Hoy, aquél pabellón del hospital está cerrado”.
Fue en este momento en el que yo tuve que hacer la pregunta de un millón de dólares: “Señor, ¿qué hizo usted consigo mismo para provocar tal cambio en esas personas? “Yo simplemente estaba curando aquella parte en mí que los había creado”, dijo él. No lo entendí. El Dr. Len me explicó, entonces, que entendía que la total responsabilidad de nuestra vida implica todo lo que está en nuestra vida, por el simple hecho de estar en nuestra vida y ser, por esta razón, de nuestra responsabilidad. En un sentido literal, todo el mundo es creación nuestra.
¡Guau! Pero eso es duro de digerir. Ser responsable por lo que digo y hago es una cosa. Ser responsable por lo que dice y hace otra persona que está en mi vida es muy diferente. A pesar de ello, la verdad es esta: si usted asume la completa responsabilidad de su vida, entonces todo lo que usted ve, escucha, saborea, toca o experimenta de cualquier forma es su responsabilidad, porque está en su vida.
Esto significa que la actividad terrorista, el presidente, la economía o cualquier cosa que usted experimenta y no le gusta, está allí para que usted lo cure. Todo esto, digamos que no existe, excepto como proyecciones que salen de su interior. El problema no está en ellos, está en usted, y, para cambiarlo, usted es quien tiene que cambiar.
Sé que esto es difícil de entender, y mucho menos de aceptar o de vivir realmente. Echar la culpa a otra persona es mucho mas fácil que asumir la total responsabilidad pero, mientras conversaba con el Dr. Len, comencé a comprender esa cura de él, y que el Ho’oponopono significa amarse a sí mismo. Si usted desea mejorar su vida, usted debe curar su vida. Si usted desea curar a alguien, incluso a un criminal mentalmente enfermo, usted debe hacerlo curándose a sí mismo.
Pregunté al Dr. Len como se curaba a sí mismo. Que era, lo que exactamente, él hacía, cuando miraba los expedientes de aquellos pacientes. “Yo, simplemente, permanecía diciendo ‘Lo siento mucho’ y ‘Te amo’, una y otra vez y después otra”, me explicó. “¿Solo eso?” “¡Solo eso! Sucede que amarse a sí mismo es la mejor forma de mejorarse a sí mismo y, en la medida que usted se mejora a sí mismo, mejora su mundo”.
Permítame, ahora, dar un rápido ejemplo de cómo funciona esto. Un día, alguien me envió un e-mail que me desequilibró. En el pasado, yo habría reaccionado trabajando mis aspectos emocionales tórridos o intentando razonar con la persona que me envió aquél mensaje detestable. Pero, en este momento, yo decidí intentar el método del Dr. Len.
Comencé a pronunciar, en silencio: “Lo siento mucho” y “Te amo”. No decía esto para nadie en particular. Estaba, simplemente, invocando al espíritu del amor, para que él curase dentro de mí mismo lo que estaba creando aquella circunstancia externa. Después de una hora, recibí un e-mail de la misma persona, disculpándose por el mensaje que me había enviado antes. Observé que yo no había hecho ninguna acción externa para recibir esta disculpa. Yo ni siquiera respondía aquél mensaje. No obstante, solamente repitiendo “lo siento mucho” y “te amo”, de alguna manera curé dentro de mí aquello que creara en aquella persona. Posteriormente, participé de un workshop2 sobre el Ho’oponopono impartido por el Dr. Len.
Él tiene ahora, 70 años de edad, es considerado un “chamán abuelo” y es un poco solitario. Elogió mi libro “El factor de la Atracción” (The Attractor Factor). Me dijo que, a medida que yo me mejorase a mí mismo, la vibración de mi libro aumentaría y todos sentirían lo mismo cuando lo leyesen. Resumiendo, en la medida en que yo mejore, mis lectores también mejorarán. “Y ¿que sucederá con los libros que ya he vendido y están ahí fuera?” ¡Le pregunté! “Ellos no están ahí fuera”, explicó él, desconcertándome una vez mas, con su sabiduría mística. “Ellos aún están dentro de usted”.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...