Translate

Mostrando entradas con la etiqueta autovaloracion. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta autovaloracion. Mostrar todas las entradas

jueves, 31 de mayo de 2012

SE TU MISMO


Muchas veces nos dejamos influenciar por las opiniones ajenas en asuntos en los que tenemos que tomar nuestras propias decisiones. Nunca podremos satisfacer totalmente a los demás en sus demandas, por lo que siempre es mejor hacer aquello que nos permite sentirnos bien y en armonía con nosotros mismos. Sé tu mismo(a) siempre. 
Este cuento Zen nos ilustra al respecto.
      
CIERRA LOS OIDOS 
"Eran un anciano y un niño que viajaban con un burro. Caminaban al lado del jumento cuando atravesaban un pueblo. Un grupo de niños se rió de ellos gritando:
- ¡Mirad qué par de tontos! De manera que tienen un burro y van los dos andando. Por lo menos el viejo podría subirse a él. Entonces el anciano se subió al burro y ambos siguieron la marcha. Al pasar otro pueblo, algunas personas se indignaron al ver al viejo sobre el burro y dijeron:
- Parece mentira. El viejo cómodamente sentado en el burro y el pobre niño caminando. Viejo y niño intercambiaron sus puestos. Al llegar a la siguiente aldea, la gente comentó:
- ¡Esto sí que es intolerable! El muchacho sentado en el burro y el pobre anciano caminando a su lado. Puestas así las cosas, el viejo y el niño se subieron al burro. Poco después venían un grupo de campesinos por el camino. Les vieron y les dijeron:
- ¡Es vergonzoso lo que hacéis! Vais a reventar al pobre animal. El viejo y el niño tomaron la determinación de cargar al burro sobre sus hombros, pero entonces la gente se mofó de ellos diciéndoles:
- Nunca vimos una gente tan boba. Tienen un burro y en lugar de montarlo, lo llevan a cuestas. De repente el burro se revolvió con fuerza y se desplomó a un barranco, hallando la muerte. El viejo, súbitamente, instruyó al muchacho:
 - Querido mío, si escuchas las opiniones de los demás y les haces caso, acabarás más muerto que este burro. ¿Sabes lo que te digo? Cierra tus oídos a la opinión ajena. Que lo que los demás dicen te sea indiferente. Escucha únicamente la voz de tu corazón." 

lunes, 9 de mayo de 2011

ACEPTÁNDOSE A SI MISMO SIN CHISTAR


El amor propio, el amarse a sí mismo, implica aceptarse a sí mismo reconociéndose como un ser humano valioso y porque así lo decide uno mismo.
Esta aceptación implica también una plenitud, una falta de protestas y quejas.
La gente que funciona plenamente no protesta jamás, especialmente no protesta porque la calle tiene baches ni porque el cielo está muy nublado o el hielo demasiado frío. La aceptación implica no protestar o no quejarse, y la felicidad implica no protestar por lo que no tiene remedio o por lo que no hay nada que hacer. La protesta y la queja son el refugio de la gente que desconfía de sí misma.
Contarle a los demás las cosas que no te gustan de ti mismo contribuye a que tú sigas insatisfecho, pues lo único que ellos no pueden hacer es negarlas, y entonces, tú no les crees.
Así como lamentarse ante los demás es un acto inútil, aceptar que los demás abusen de ti cargándote con sus fardos llenos de problemas y auto conmiseración, tampoco ayuda a nadie. Una pregunta muy sencilla terminará generalmente con este comportamiento tan inútil como desagradable.
"¿Por qué me estás contando esto?" o "¿ Hay algo que pueda hacer por ti para ayudarte a solucionar este problema?" Al hacerte a ti mismo esta pregunta, empezarás a darte cuenta de que la conducta de los lamentos es realmente una locura total. Es tiempo malgastado, tiempo que puede emplearse mejor practicando alguna actividad de autoestima como podría ser elogiarte un poco en silencio o ayudando a que otra persona pueda realizarse.

Extraído de "Tus zonas erróneas"   WAYNE DYER

sábado, 13 de febrero de 2010

AMANDO LO QUE SOMOS


Estando cercano el día del amor y la amistad, que importante sería hacer algo para sentirse bien y salir del papel de víctima. Lo que quiere decir dejar de compadecerse de uno mismo, dejar el "pobre de mi", "nadie me quiere", "siempre me pasa lo mismo" etc.etc. Siempre es posible encontrar pensamientos que nos hagan sentir bien, siempre es posible cambiar un pensamiento, entonces porque no buscar deliberadamente pensamientos placenteros, que nos hagan ir de esa sensación de mal-estar hacia otra de bien-estar.
Una cosa importante que podemos hacer hoy es encontrar algo bueno en nosotros mismos, alguna cualidad, alguna habilidad, reconocer que somos un ser humano valioso con capacidad para realizar muchas cosas . Viva esa sensación y siéntase feliz por eso, vibre con esa idea hasta que logre amar esa parte suya.
Ese estado de sentirse bien, de llegar a emocionarse con su propia experiencia le permitirá entrar en un estado vibratorio más elevado en el cual la Ley de atracción funcionará trayéndonos más experiencias agradables, surgirán a nuestro alrededor personas que también reconocerán nuestro lado positivo, en suma, seremos más felices.

miércoles, 28 de enero de 2009

COMO DESARROLLA LA AUTOESTIMA (2)

Técnicas eficaces para aprender a valorarnos y respetarnos
Patricia Cleghorn

Deja de criticarte y empieza a apreciarte a ti mismo
Un primer paso sería darse cuenta de cuándo te comportas de un modo autocrítico. Ser consciente de esa voz interior que, como una cantinela de críticas sigue y sigue rebajándote, diciéndote cosas como: "No tengo remedio, nunca seré, no puedo, soy tan estúpido, por qué yo no, si sólo hubiera hecho…" Si dejas que esa voz autocrítica se exprese durante todo el día, al final acabarás sintiéndote realmente rebajado. En vez de ello, atrévete a decir: "¡Para! Basta. Lo que realmente me gusta de mí, por ejemplo, es mi afabilidad con los amigos, mi paciencia, mi valor, mi sentido del humor, mi buen gusto en el vestir, y la sensibilidad con la que he tratado a esa persona tan difícil." En un curso reciente alguien dijo que se dio cuenta de que, si hablara a sus amigos de la misma manera en que lo hacía consigo mismo, ¡no tendría ningún amigo! Tú tienes muchos puntos positivos: te sentirás mejor y serás más efectivo, tanto en tu nivel personal como en tu trabajo, si te aprecias más a ti mismo. La ventaja de esto es que uno se hace menos dependiente de lo que otras personas puedan sentir hacia ti. ¡En cambio esto puede inclinarles a ellos a apreciarte! Estimarte resulta mucho menos agotador que estar criticándote todo el tiempo.
Al principio puede parecerte raro concentrarte en lo bien que lo estás haciendo en lugar de fijarte en lo que no has hecho o en lo que debiste hacer de otra manera. Al final de cada jornada de trabajo, tómate un momento para apreciar lo que has logrado, en lugar de pasar revista mentalmente a todo lo que no has hecho. Luego, cuando estés a solas y necesites un estímulo adicional y alguien que sea amable contigo, puedes darte estima y apoyo.
Así pues, este día hemos de reflexionar en estas palabras y de recordarnos y repetir continuamente la siguiente afirmación:
ME APRECIO.

(Tomado de Buscadores de la Luz)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...