Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Krishnamurti. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Krishnamurti. Mostrar todas las entradas

viernes, 27 de septiembre de 2013

LA TRAMPA DE LOS TEMORES




¿Sabes lo que ocurriría si estuvieras libre de todo temor?...  
Harías exactamente lo que quieres hacer!
J Krishnamurti

domingo, 22 de mayo de 2011

CAMBIO DE PENSAMIENTOS

Estaba leyendo este texto y quise compartir con ustedes un punto de extrema importancia para nuestro desarrollo y evolución como seres humanos. Espero les sea tan útil como lo es para mi.

"A LOS PIES DEL MAESTRO"  Krishnamurti
"Veamos el efecto de la maledicencia: Principia con el mal pensamiento y esto  en sí mismo es ya un crimen. Porque en todas las personas y en todas las cosas existe el bien y el mal. A cualquiera de éstos podemos prestarle fuerza, pensando en él y por este medio ayudar o estorbar la evolución; podemos hacer la voluntad del Logos o trabajar con ella.
Si pensáis mal de otro, cometéis tres iniquidades a un tiempo:

1° Llenáis el ambiente que os rodea de malos pensamientos en vez de buenos y así aumentáis las tristezas del mundo.
2° Si en el ser en quien pensáis existe el mal que le atribuís, lo vigorizáis y alimentáis: y así hacéis peor a vuestro hermano en vez  de hacerlo mejor. Pero si generalmente el mal no existe en él y tan sólo lo habéis imaginado, entonces vuestro maligno pensamiento tienta a vuestro hermano y lo induce a obrar mal, porque si no es todavía perfecto, podéis convertirlo en aquello que de él habéis pensado
3° Nutrís vuestra propia mente de malos en vez de buenos pensamientos y así impedís vuestro propio desarrollo y os hacéis, a los ojos de quienes pueden ver, un objeto feo y repulsivo, en vez de bello y amable.

No contento con hacerse todo este daño y hacérselo a su víctima, el maldiciente procura con todas sus fuerzas, que los demás participen de su crimen. Les expone con vehemencia su chisme, con la esperanza de que lo crean y entonces los convencidos cooperan con él, enviando malos pensamientos al pobre paciente. Y ésto continua día tras día y no lo hace sólo una persona sino miles de miles. ¿Veis ahora cuán bajo, cuán terrible es este pecado? Procurad evitarlo en absoluto. No habléis jamás mal de nadie; negaos  a escuchar a quien os hable mal de otro y decidle afectuosamente:"Tal vez eso no sea verdad y aunque lo fuese, es mejor no hablar de ello".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...