Translate

lunes, 9 de mayo de 2011

ACEPTÁNDOSE A SI MISMO SIN CHISTAR


El amor propio, el amarse a sí mismo, implica aceptarse a sí mismo reconociéndose como un ser humano valioso y porque así lo decide uno mismo.
Esta aceptación implica también una plenitud, una falta de protestas y quejas.
La gente que funciona plenamente no protesta jamás, especialmente no protesta porque la calle tiene baches ni porque el cielo está muy nublado o el hielo demasiado frío. La aceptación implica no protestar o no quejarse, y la felicidad implica no protestar por lo que no tiene remedio o por lo que no hay nada que hacer. La protesta y la queja son el refugio de la gente que desconfía de sí misma.
Contarle a los demás las cosas que no te gustan de ti mismo contribuye a que tú sigas insatisfecho, pues lo único que ellos no pueden hacer es negarlas, y entonces, tú no les crees.
Así como lamentarse ante los demás es un acto inútil, aceptar que los demás abusen de ti cargándote con sus fardos llenos de problemas y auto conmiseración, tampoco ayuda a nadie. Una pregunta muy sencilla terminará generalmente con este comportamiento tan inútil como desagradable.
"¿Por qué me estás contando esto?" o "¿ Hay algo que pueda hacer por ti para ayudarte a solucionar este problema?" Al hacerte a ti mismo esta pregunta, empezarás a darte cuenta de que la conducta de los lamentos es realmente una locura total. Es tiempo malgastado, tiempo que puede emplearse mejor practicando alguna actividad de autoestima como podría ser elogiarte un poco en silencio o ayudando a que otra persona pueda realizarse.

Extraído de "Tus zonas erróneas"   WAYNE DYER

17 comentarios:

METAMORFOSIS dijo...

pero hay veces que uno necesita desahogarse!!!! no son lamentos...es para descargar lo que uno lleva por dentro....

Un abrazo...

añil dijo...

Hace tiempo que leí este libro pero nunca viene mal recordar ciertas cosas. Gracias.

Un beso

Garcibáñez dijo...

Siempre es mejor ser positivo que lamentarse, no sé porque lo hacemos pero lo hacemos...

Jabo dijo...

"La protesta y la queja son el refugio de la gente que desconfía de sí misma"....

Esta frase tan buena me dejó reflexionando sobre la misma,y quería decírtelo.
Abrazo. Jabo

Carmen Rosa dijo...

Hola METAMORFOSIS
Cierto a veces uno necesita desahogarse, a lo que se refiere el autor es que a veces nos quejamos de algo que no tiene ni trascendencia, ni solución como por ejemplo cuando nos quejamos de estar cansados y cosas que sólo abruman a otras personas sin poder hacer nada con eso.
Un abrazo

Carmen Rosa dijo...

AÑIL que gusto de tenerte por acá después de algún tiempo, gracias por tu comentario. Yo también leí ese libro hace varios años y ahora que lo retomé encontré mucha información interesante para compartir.
Un fuerte abrazo

Carmen Rosa dijo...

Hola GARCIBAÑEZ
Es como dices, es mejor ser positivo, y si estamos atentos a nuestras quejas podremos ir disminuyéndolas poco a poco, es cuestión de ir cambiando de hábitos.
Gracias por la visita.
Pd.- No se podrá acceder a tu blog? hasta ahora si fue fácil hacerlo, ojalá que siga igual.

Carmen Rosa dijo...

Hola JABO
Hay cosas que nos hacen pensar. Te envié el artículo completo a tu email para que lo entiendas mejor, por cuestiones de espacio no lo coloqué completo.
Un abrazo

San dijo...

Cuanto más se queja uno más se acostumbra a hacerlo, y como bien dices protestar por cosas que no tienen solución, que no las podemos cambiar es un poco o un bastante inutil. Si el cielo está nublado por más que nos quejemos las nubes no se apartaran, pero si que estaremos cansando a todo el que nos rodea y nos escucha.
Todo esto a tener encuenta Carmen para intentar evitar ser tan "quejicas"

Soñadora dijo...

Me parece un post muy útil y positivo, como para tenerlo presente. Hace muchos años leí Tus zonas erróneas, pero ya casi no lo recuerdo, creo que lo buscaré.
Besitos,

Carmen Rosa dijo...

Hola SAN
Si, la queja atrae más queja tanto a nosotros mismos como a los demás y no soluciona nada. Necesitamos tomarlo en cuenta para corregirnos.
Un beso

Carmen Rosa dijo...

Hola SOÑADORA
Sí, es bueno releerlo pues siempre descubriremos nuevas cosas o cosas de las que no nos percatábamos antes.
Un beso

Fiaris dijo...

Sabes leí este libro pero no me atrapó.
cariños.

Carmen Rosa dijo...

Bueno FIARIS hay cosas que no resuenan con uno y hay que dejarlas pasar.
Besitos

Mabel dijo...

Hola Carmencita, yo creo que cuando uno se quiere muho a si mismo, se está aceptando. No soy de lamentarme o quejarme y huyo también de las personas que son así. No quiere decir que para mí todo está bien, solo que no me gusta quejarme.
Besitos

Carmen Rosa dijo...

Hola MABEL, claro cuando uno quiere a alguien lo acepta tal como es, eso también sucede con nosotros mismos. Que bueno que no tiendas a quejarte, eso forma parte de la felicidad y de ser positivos.
Un beso

Carmen Rosa dijo...

Hola MABEL, claro es como dices, al amarse uno se acepta tal como es. Haces bien en no quejarte pues es mejor vivir feliz y agradecido.
Un besito

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...