Translate

domingo, 25 de octubre de 2015

SOBREPESO - Desde el punto de vista de Louise Hay


Estoy a salvo y seguro en mi mundo
El exceso de peso siempre ha significado protección. Cuando te sientes inseguro o asustado, te aíslas con esa protección. Te pasas la vida enfadado contigo mismo por ser gordo, y cuando comes te sientes culpable. El peso no tiene nada que ver con la comida. En tu vida está pasando algo que te hace sentir inseguro. Puedes pasarte veinte años peleando con la grasa, y seguirás siendo gordo porque no habrás abordado la verdadera causa. Haz a un lado el problema del peso y trabaja primero en el otro problema... en la pauta que expresa: «Necesito protección, me siento inseguro». No te enfades por tu exceso de peso; no olvides que las células responden a nuestras pautas mentales. Cuando tu necesidad de protección desaparezca, cuando empiece a sentirte seguro, la grasa se irá disolviendo por sí sola. Empieza a decir: «Yo solía tener problemas de peso», y empezará a cambiar la pauta. Lo que hoy decidas pensar, irá creando tu nueva figura del mañana.

Pensamientos del Corazón: Louise Hay

sábado, 26 de septiembre de 2015

TODAS MIS EXPERIENCIAS SON OPORTUNIDADES



Cuando tengo algún problema, y todos los tenemos, inmediatamente digo: «Sólo algo bueno va a resultar de esta situación, que se resuelve para el mayor bien de todas las personas implicadas. Todo está bien y estoy a salvo». Repito esta afirmación una y otra vez. Eso me mantiene en calma y permite al Universo encontrar la mejor solución.

Muchas veces me sorprende comprobar la rapidez con que se soluciona el problema, de un modo que beneficia a todo el mundo.

Todo problema tiene una solución. Todas mis experiencias son oportunidades para aprender y crecer. Estoy a salvo.

Louise Hay

HACER LAS PACES CON MI HOY MEJORARÁ MI FUTURO


Puede sonar extraño, pero la manera más rápida de llegar a una situación nueva y mejorada es hacer las paces con tu situación actual. Al hacer listas de los aspectos más positivos que puedas encontrar sobre tu situación actual, entonces liberas tu resistencia a las mejoras que están esperándote. Pero si protestas contra las injusticias de tu situación actual, te mantienes en alineación vibratoria con lo que no deseas y entonces no puedes  moverte en la dirección a la mejoría. Desafía la Ley. En cada partícula del Universo, hay aquello que es deseado - y la falta de ello.

Extraído del libro más nuevo de Abraham "El Vórtice, donde la Ley de Atracción reúne todas las Relaciones Cooperativas" (C) Abraham-Hicks Publications
http://www.abraham-hicks.com/

domingo, 13 de septiembre de 2015

Merezco Alegría


Muchos de ustedes creen que merecen vivir en un ambiente de "no hay suficiente." 
Empieza a hacer afirmaciones que reflejen lo que realmente te mereces. Es el estado en el que estás dispuesto a ir más allá de tus padres y tus propias limitaciones de la primera infancia. Mírate en el espejo y di a ti mismo: "Me merezco todo lo bueno. Yo merezco ser prósper@. Merezco la alegría. Merezco el amor...."
Abre los brazos y di: ".. Estoy abiert@ y receptiv@. Soy maravillos@. Merezco todo lo bueno. Yo lo acepto.".

lunes, 24 de agosto de 2015

SOBRE LAS RELACIONES - Louise Hay


Siempre que pienso en el tema de las relaciones, vuelvo inevitablemente al concepto del amor a uno mismo. Si no te amas, no serás capaz de disfrutar de una buena relación, aunque la introduzcas en tu vida, porque te producirá nerviosismo, estarás demasiado pendiente de la otra persona: ¿Qué estará haciendo? ¿Me querrá realmente? ¿Le importaré algo? ¿Dónde estará? ¿Por qué no me llama? Ya debería estar en casa, ¿con quién estará?
Nos creamos toda clase de tormentos cuando no nos amamos a nosotros mismos. Y si tenemos una relación con alguien que no se ama a sí mismo, entonces es imposible contentarlo. No se puede ser lo bastante bueno para alguien que no se ama a sí mismo Y nos desvivimos tratando de agradar a una persona que no sabe cómo aceptarlo debido a que no se ama a sí misma. Cuando tenemos celos, es que no nos amamos a nosotros mismos, no nos valoramos, nos sentimos inseguros... Y en eso consisten los celos: inseguridad. Es decir: «No valgo lo suficiente, no merezco que me amen, así que, ¿por qué tendrías que amarme? Y yo sé que sales y haces quién sabe qué por ahí». Es que no nos importamos, no nos importa quiénes somos. Y esto vale tanto para las relaciones personales como para las de trabajo.
Louise Hay: Pensamientos del corazón

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...