Translate

sábado, 28 de febrero de 2009

LA LEY DE ATRACCION Y LAS CREENCIAS LIMITANTES

Una de las cosas que me venia dando vueltas en la cabeza era como poner en práctica la Ley de Atracción para que me diera resultados. Bueno, resultados hay, pero no siempre los que estamos deseando, pues muchas veces estamos atrayendo objetos, personas, situaciones que no deseamos y justamente por enfocarnos en lo que no deseamos lo traemos a nuestra realidad.
No les ha pasado alguna vez que dicen "no tengo dinero" y lo repiten tantas veces, que eso es lo que atraen precisamente, el no tener dinero o repetimos "tengo mala suerte en el amor" y el resultado es .... sí, justamente ese, mala suerte en el amor. En otros casos, nos quejamos de las cuentas por pagar y siempre aparecen más cuentas por pagar.
Eso también es parte de la ley de atracción, pero atracción de aquello que no queremos y lo atraemos por que estamos seguros de no tener dinero, de tener mala suerte en el amor o de tener muchas cuentas por pagar. Y cómo adquirimos esa seguridad? Pues la adquirimos en base a repetirnos esas ideas una y otra vez y aunque alguien nos diga que no es así, como estamos seguros que tenemos la razón, esa será nuestra realidad.
Esas ideas repetidas una y otra vez se van a convertir en nuestras creencias, se van alojar en nuestro subconsciente y desde allí crearán nuestra realidad. Pero en nuestro subconsciente no sólo se encuentran nuestras creencias, allí también se encuentran las creencias de nuestros padres, de nuestros profesores, de personas de nuestro entorno y hasta las ideas inculcadas a través de los diarios. u otros medios. Y les doy otro ejemplo, en mi país últimamente hay muchas noticias sobre graves accidentes automovilísticos, así vemos en los diarios que cada día aparecen grandes titulares y fotos con más accidentes y el comentario que se escucha es de la cantidad de accidentes que hay por todas partes es decir, los que leen esos diarios o ven los noticieros están enfocados en eso y ése, es el subconsciente colectivo. Dicho sea de paso, no leo ni escucho ese tipo de noticias pues quiero que mi presente sea diferente.
En realidad en la película el Secreto la Ley de atracción la explican de una manera muy fácil, pero cuando uno la desea llevar a la práctica, no siempre resulta y pensamos que lo que se dice no es cierto. Hay varias cosas adicionales que no se mencionan allí y que sin embargo es de vital importancia comprender para que logremos crear las cosas, o situaciones que deseamos.
Una de las cosas que tenemos que conocer es cuáles son nuestras creencias limitantes, probablemente mediante un auto análisis o con ayuda podamos identificar alguna de ellas, sin embargo existen aquellas memorias que están en lo profundo del subconsciente y de las cuales no tenemos ni idea que están allí, entonces tendremos que utilizar otras técnicas como por ejemplo el Ho´opononopono del cual ya hemos publicado algunas cosas y lo seguiremos haciendo pues es una ayuda de gran valor.
Otra de las cosas importantes a considerar para aplicar la Ley de Atracción es tener una idea muy clara de aquello que deseamos, muchas veces queremos algo y no tenemos una idea muy precisa o tenemos ideas contradictorias al respecto. Si yo deseo viajar a un lugar lejano por ejemplo a la China y le tengo miedo a los aviones, esa idea contradictoria no nos permitirá lograr ese viaje o queremos ese viaje, pero pensamos que es demasiado costoso para nosotros, no tenemos una idea clara de lo que deseamos crear. Eso quiere decir que necesitamos hacer una clarificación de ideas.
Entonces, si no logramos todavía los resultados que queremos con la Ley de Atracción, vayamos analizándonos poco a poco hasta encontrar donde se hallan nuestras debilidades y aprovechemos nuestras fortalezas para ir creando lo que nos es mas fácil a la vez que aprendamos a enfocarnos en las cosas que sí queremos.

jueves, 19 de febrero de 2009

EL PODER DEL PENSAMIENTO

Aqui 38 ideas para aplicar el pensamiento positivo a nuestras vidas y a nuestro subconciente para atraer la vida que deseamos. Si estas ideas las repetimos una y otra vez se convertirán en creencias y estas llegarán a formar parte de nuestra realidad. Disfrútenlo.

jueves, 12 de febrero de 2009

REFLEXIONES SOBRE HO OPONOPONO

-->Hace mucho tiempo conocí la técnica del Ho Oponopono y desde entonces me pareció util, pero luego empecé a leer y seguir cursos sobre la ley de atracción y esto quedó en el conocimiento, pero en un segundo plano. Como comprendo que las cosas no suceden por casualidad, hace unos pocos meses volví a encontrar material acerca del Ho Oponopono y desde entonces he profundizado un poco más, entiendo mejor la importancia de aplicarlo en nuestras vidas, y con otro nivel de conciencia, lo estoy haciendo con buenos resultados. En realidad es mucho más que una técnica, es una sanación a nivel del alma que permite borrar los pensamientos, creencias erróneas que fueron acumulándose en lo profundo del subconciente y que son la causa no solo de nuestros problemas y enfermedades, sino de todas aquellas personas que forman parte de nuestra realidad y nos pone en contacto con lo Divino.

Como sicóloga, siempre pensé que mi misión era contribuir de alguna manera para que las otras personas aliviaran o superaran sus problemas o sus preocupaciones, sin embargo cuando supe que el Dr. Ihaleakala Hew Len enseñaba que en realidad la causa de los problemas de las personas que vienen en nuestra búsqueda, está en nosotros, en nuestras propias creencias erróneas, en nuestra basura y que para sanar a otro es necesaria nuestra propia sanación quedé impactada. Cómo puedo yo haber causado la depresión en un paciente o en una persona que es la primera vez que veo y además asumir la responsabilidad por eso? Además. cuantas más personas vengan a buscarme, significa que todo eso también está dentro de mi. Basada en ese principio me pongo a reflexionar en cuánto daño debo de haber causado con mis pensamientos erroneos, sin embargo al conocer el Ho Oponopono me da la oportunidad de liberarlos y sanar en mi, lo que quiero sanar en otros, de allí deriba su enorme importancia.
Y es que como explica el propio Dr. Len , el intelecto muchas veces es una traba para nuestro propio crecimiento, pues solo podemos tener una idea a la vez, mientras que nuestro subconciente está ocupado por 11 millones de pensamientos, no solo los nuestros sino además los de nuestros familiares, personas de nuestro entorno y los pensamientos colectivos.

Entonces si utilizamos el Ho Oponopono que influye a nivel subconciente borrando esas memorias dañinas, vamos a elevar nuestro nivel vibratorio del que tanto se habla en la Ley de atracción, nos vamos a conectar con lo Divino y podremos atraer a nuestra vida aquello que sirva para nuestro bien.

En posteriores entregas iré colocando más información al respecto que pueda ayudar a una mejor compresión y práctica correcta, pues aunque parece algo fácil, comprendo que tiene una base sumamente profunda y siento que todavía tengo que seguir en la búsqueda.

Y por lo que haya causado en ti, LO SIENTO, TE AMO.

HO OPONOPONO - TEXTO DE JOE VITALE

Hace dos años, escuché hablar de un terapeuta, en Hawai, que curó un pabellón entero de pacientes criminales desequilibrados mentales sin siquiera ver a ninguno de ellos. El psicólogo estudiaba la ficha del preso y, enseguida, miraba hacia su interior con el fin de ver como él había creado la enfermedad de esa persona. A medida que él mejoraba, el paciente también mejoraba.
La primera vez que escuché esa historia, pensé que se trataba de alguna leyenda urbana. ¿Como podía alguien curar a otro, solamente a través de curarse a sí mismo? ¿Cómo podría, aunque fuese el maestro de mayor poder de auto-cura, curar a alguien criminalmente trastornado? No tenía ningún sentido, no era lógico, de modo que descarté esa historia. No obstante, la escuché de nuevo, un año después. Supe que el terapeuta había usado un proceso de cura hawaiano llamado “Ho’oponopono”. Nunca había escuchado hablar de él, sin embargo, no conseguía quitármelo de la mente. Si la historia era realmente verdadera, yo tenía que saber más sobre él. Siempre supe que total responsabilidad significaba que yo soy responsable por lo que pienso y hago. Lo que esté mas allá, está fuera de mis manos.
Creo que la mayor parte de las personas piensa lo mismo sobre la responsabilidad. Somos responsables por lo que hacemos y no por lo que hacen los otros. El terapeuta hawaiano que curó a esas personas mentalmente enfermas me enseñara una nueva perspectiva avanzada sobre lo que es la total responsabilidad. Su nombre es Dr. Ihaleakala Hew Len. Pasamos, probablemente, una hora hablando en nuestra primera conversación telefónica. Le pedí que me contase toda la historia de su trabajo como terapeuta. Él me explicó que había trabajado en el Hospital del Estado de Hawai durante cuatro años. El pabellón donde encerraban a los locos criminales era peligroso. Por regla general, los psicólogos dimitían después de un mes de trabajo allí. La mayor parte del personal del hospital se ponía enfermo o dimitía.
Las personas que pasaban por aquél pabellón simplemente caminaban con la espalda contra la pared por miedo a ser atacados por los pacientes. No era un lugar bueno para vivir, ni para trabajar, ni para visitar. El Dr. Len me dijo que nunca vio a los pacientes. Firmó un acuerdo para tener una sala en el hospital y revisar sus expedientes médicos. Mientras leía los expedientes médicos, él trabajaba sobre sí mismo. Mientras él trabajaba sobre sí mismo, los pacientes comenzaron a curarse. “Después de unos pocos meses, los pacientes que estaban atados con correas, recibieron permiso para caminar libremente”, me dijo. “Otros, que tenían que estar fuertemente medicados, comenzaron a reducir sus medicaciones. Y aquellos, que nunca hubiesen tenido la posibilidad de ser liberados, recibieron el alta”.
Yo estaba asombrado. “No fue solamente esto”, continuó, “hasta al personal comenzó a gustarle ir a trabajar. El absentismo y los cambios de personal desaparecieron. Terminamos con más funcionarios de lo que necesitábamos, porque los pacientes eran dados de alta y todo el personal seguía viniendo a trabajar. Hoy, aquél pabellón del hospital está cerrado”.
Fue en este momento en el que yo tuve que hacer la pregunta de un millón de dólares: “Señor, ¿qué hizo usted consigo mismo para provocar tal cambio en esas personas? “Yo simplemente estaba curando aquella parte en mí que los había creado”, dijo él. No lo entendí. El Dr. Len me explicó, entonces, que entendía que la total responsabilidad de nuestra vida implica todo lo que está en nuestra vida, por el simple hecho de estar en nuestra vida y ser, por esta razón, de nuestra responsabilidad. En un sentido literal, todo el mundo es creación nuestra.
¡Guau! Pero eso es duro de digerir. Ser responsable por lo que digo y hago es una cosa. Ser responsable por lo que dice y hace otra persona que está en mi vida es muy diferente. A pesar de ello, la verdad es esta: si usted asume la completa responsabilidad de su vida, entonces todo lo que usted ve, escucha, saborea, toca o experimenta de cualquier forma es su responsabilidad, porque está en su vida.
Esto significa que la actividad terrorista, el presidente, la economía o cualquier cosa que usted experimenta y no le gusta, está allí para que usted lo cure. Todo esto, digamos que no existe, excepto como proyecciones que salen de su interior. El problema no está en ellos, está en usted, y, para cambiarlo, usted es quien tiene que cambiar.
Sé que esto es difícil de entender, y mucho menos de aceptar o de vivir realmente. Echar la culpa a otra persona es mucho mas fácil que asumir la total responsabilidad pero, mientras conversaba con el Dr. Len, comencé a comprender esa cura de él, y que el Ho’oponopono significa amarse a sí mismo. Si usted desea mejorar su vida, usted debe curar su vida. Si usted desea curar a alguien, incluso a un criminal mentalmente enfermo, usted debe hacerlo curándose a sí mismo.
Pregunté al Dr. Len como se curaba a sí mismo. Que era, lo que exactamente, él hacía, cuando miraba los expedientes de aquellos pacientes. “Yo, simplemente, permanecía diciendo ‘Lo siento mucho’ y ‘Te amo’, una y otra vez y después otra”, me explicó. “¿Solo eso?” “¡Solo eso! Sucede que amarse a sí mismo es la mejor forma de mejorarse a sí mismo y, en la medida que usted se mejora a sí mismo, mejora su mundo”.
Permítame, ahora, dar un rápido ejemplo de cómo funciona esto. Un día, alguien me envió un e-mail que me desequilibró. En el pasado, yo habría reaccionado trabajando mis aspectos emocionales tórridos o intentando razonar con la persona que me envió aquél mensaje detestable. Pero, en este momento, yo decidí intentar el método del Dr. Len.
Comencé a pronunciar, en silencio: “Lo siento mucho” y “Te amo”. No decía esto para nadie en particular. Estaba, simplemente, invocando al espíritu del amor, para que él curase dentro de mí mismo lo que estaba creando aquella circunstancia externa. Después de una hora, recibí un e-mail de la misma persona, disculpándose por el mensaje que me había enviado antes. Observé que yo no había hecho ninguna acción externa para recibir esta disculpa. Yo ni siquiera respondía aquél mensaje. No obstante, solamente repitiendo “lo siento mucho” y “te amo”, de alguna manera curé dentro de mí aquello que creara en aquella persona. Posteriormente, participé de un workshop2 sobre el Ho’oponopono impartido por el Dr. Len.
Él tiene ahora, 70 años de edad, es considerado un “chamán abuelo” y es un poco solitario. Elogió mi libro “El factor de la Atracción” (The Attractor Factor). Me dijo que, a medida que yo me mejorase a mí mismo, la vibración de mi libro aumentaría y todos sentirían lo mismo cuando lo leyesen. Resumiendo, en la medida en que yo mejore, mis lectores también mejorarán. “Y ¿que sucederá con los libros que ya he vendido y están ahí fuera?” ¡Le pregunté! “Ellos no están ahí fuera”, explicó él, desconcertándome una vez mas, con su sabiduría mística. “Ellos aún están dentro de usted”.

martes, 10 de febrero de 2009

ABRE TUS PUERTAS AL OPTIMISMO

Deja entrar la alegría a tu alma y exclama: ¡Mi vida es un hermoso regalo de Dios, que debo compartir con mis hermanos!
Si lo expresas con convicción, se convertirá en una orden mental y esta afirmación interna, será un motor vigoroso que provocará actitudes positivas.
En este mundo violento, sé una fuerza renovadora como construcctor de la paz.
Siendo amable y optimista, contribuirás a crear un ambiente comunitario de acogida, cordialidad, armonía y aceptación mutua.
Tu eres un poder positivo, capaz de fomentar la fraternidad y la solidaridad.
Siendo amable y optimista, serás un sembrador de alegría.

AUTOR: tomado del libro " 366 maravillosas meditaciones"
TIBERIO LOPEZ FERNANADEZ

sábado, 7 de febrero de 2009

Entrevista con el Dr. Ihaleakala EL SECRETO

El Ho oponopono está cobrando fuerza en estos días debido a la profundidad de sus enseñanzas que van mas allá de lo que enseña El Secreto.
Según Mabel Katz el Ho oponopono es " El secreto". Aqui una entrevista con el Dr. Ihaleakala Hew Len quien es el propulsor de esta antigua técnica hawaiana que permite remover las memorias y programas que están causando los problemas en nuestra vida y que impiden que muchas personas, no logren lo que desean por más que se concentran en aplicar la ley de atracción.


viernes, 6 de febrero de 2009

EL VALOR DEL DINERO

El dinero como todo lo material es un símbolo de una energía sagrada, responde a un propósito más elevado.
Nosotros hemos creado el dinero, y éste está respaldado por las riquezas de la madre tierra: petróleo, oro, piedras preciosas…, el dinero es por tanto una energía nutriente.
Debemos aceptar el dinero puesto que forma parte de la sociedad en que vivimos y nosotros hemos decidido formar parte de ella.
Si necesitamos el dinero para vivir, para nutrirnos, para experimentar placer y comodidad, debemos honrarlo:
Honrar su presencia y los medios que nos proporciona para adquirir lo que queremos.
Liberarnos del apego porque el apego es lo que hace que lo temamos y lo rechacemos o que nos obsesione y siempre queramos más temiendo que se acabe; tener libertad económica, es decir, no depender de la cantidad que llegue a nosotros ni de la forma en que llegue.
Asegurarnos nuestra conexión con la tierra, la energía nutriente, ¿sentimos nuestros pies bien anclados en la tierra? ¿confiamos en nuestra fuente de abastecimiento?
Entonces podemos elegir experimentar el amor y la confianza a través del dinero.
El dinero también es una herramienta de trabajo personal, analizando nuestra relación con el dinero y nuestras reacciones podemos saber si nos valoramos, si nos creemos merecedores, si aceptamos apoyos, si confiamos y tenemos seguridad en el proceso de la vida y en nuestra capacidad creativa…
Si le damos el poder al dinero creeremos que se acaba, que cuesta ganarlo, que nunca hay suficiente y dejaremos de vivir nuestros sueños, culpando al dinero tras el que corremos sin descanso.
Si nos da miedo tener poder nos negaremos la entrada de dinero, derrocharemos, o nos veremos sumergidos en deudas, necesitando de los demás reclamando inconscientemente atención, cuidados, buscando que otros nos amen y nos nutran.
Cuando recuperamos el poder personal vemos el dinero en su valor real, no como algo limitante, sino como una energía, una herramienta necesaria y la usamos creativamente, sabiendo que el valor está en nosotros que somos los artífices de aceptar y crear abundancia.
A través del dinero experimentamos el amor personal y colectivo, la ley de dar y recibir siempre presente: para poder recibir dependemos de que haya alguien dispuesto a dar aquello que necesitamos y para dar, dependemos de que haya alguien dispuesto a recibir precisamente lo que tenemos.
Gracias al dinero hemos conseguido que el trueque o intercambio sea más cómodo y rápido, pero somos interdependientes.
Con el dinero que generamos individualmente nos abastecemos nosotros, a nuestras familias y a la sociedad: hay una parte destinada al grupo a convivir y generar comodidad y progreso colectivo.
El amor individual y el amor de tribu.
Revisemos nuestras creencias sobre el dinero, la forma en que hablamos de él, nos indica nuestros sentimientos hacia él, y valorémosle ¿Cuántas veces hemos despreciado alguna moneda de céntimos? Y sin embargo a la hora de comprar algo no podemos si nos faltan céntimos. Si lo despreciamos el universo entiende que no le damos importancia y desvía su llegada.
No es el dinero el que corrompe a las personas, es la actitud de las personas hacia el dinero la que hace que se corrompan.
El dinero no se acaba, el dinero cambia de manos, se transforma en materia, el dinero está ahí fuera ¡circulando por el mundo!
No es el dinero el que nos impide conseguir nuestros sueños, son nuestros miedos y nuestra limitada visión los que nos alejan de nuestros objetivos.
En los billetes de euro hay dibujos de puertas y ventanas que simbolizan una actitud abierta al mundo, y puentes como metáfora de cooperación y comunicación.
Quizá si dejamos de despreciar el sueldo porque nos parece bajo, cambiamos los “sablazos” de pagar las facturas y pagamos con amor y agradeciendo el servicio recibido, y buscamos el precio justo para nosotros en vez de etiquetar de caro el valor que alguien adjudica a su mercancía, podamos abrir la puerta a la abundancia y cruzar más puentes dispuestos a compartir la confianza y la seguridad a través del dinero.
Olga Palacios Fernández

jueves, 5 de febrero de 2009

VISUALIZATE TRIUNFANDO

Para vencer un pensamiento negativo, expresa deliberadamente el pensamiento positivo contrario.

Tus sentimientos optimistas anularán tus impresiones de fracaso.

Cuando aparezca en tu mente una imaginación derrotista, visualízate logrando el acierto.

Mantén una imagen segura de ti mismo y represéntate vivamente en la pantalla de tu mente, superando las dificultades.

Cada obstáculo que encuentres es un peldaño para subir más alto.

“Somos mejores de lo que creemos y vinimos a este mundo a triunfar”

Maxwell Maltz

“Tu puedes desarrollar cualquier esquema mental que desees, si lo quieres con fuerza y lo cultivas con asiduidad”

Norman Vincent Peale


Autor: Tomado del libro “Maravillosas 366 motivaciones de TIBERIO LOPEZ FERNÁNDEZ

martes, 3 de febrero de 2009

COMO EMPEZAR EL DIA CON LA LEY DE ATRACCION



Analicemos lo que hacemos antes de acostarnos: pensamos en todo lo que fue mal, el caos que nos espera al día siguiente y que tendremos que luchar por que nos espera un día difícil? Si es así, probablemente a causa de esto no consigamos dormir bien.
Luego en la mañana nos levantamos, o aún en la cama, pensamos: otro día de duro trabajo, cosas por enfrentar, problemas por resolver, gente difícil de tratar, cuentas por pagar, “me espera un día difícil” decimos. Como resultado tendremos un día muy difícil y todo eso porque fue lo que atrajimos a nuestra vida el día de hoy.
Si por el contrario en la noche antes de dormir elegimos pensamientos felices y visualizamos aquello que deseamos lograr y luego al despertar, a pesar de lo que sucede, colocamos nuestra intención en recibir un día más, lleno de sorpresas agradables, teniendo encuentros con gente interesante, con dinero suficiente para pagar nuestras cuentas y agradeciendo por tener un trabajo, habremos iniciado nuestro día de manera diferente y asimismo eso será lo que atraeremos en nuestro día. De esta manera iremos llenando nuestro subconsciente con las cosas que deseamos.
No se trata sólo de poner pensamientos positivos en nuestra mente, de lo que se trata, es de hacer una elección. Qué elegimos? estar siempre en el papel de víctima y aunque suene fuerte, buscando la compasión de los demás, viendo el lado negativo de las cosas? u optamos por aceptar el lado bello de la vida y sentirnos triunfadores.
Lo que sucede es que cuando tenemos pensamientos repetitivos y vemos una y otra vez las cosas desde el lado de la víctima se crea un hábito ya que éste se forma en base a un comportamiento repetido regularmente, entonces nos cuesta trabajo cambiar ese comportamiento, pues ya está muy arraigado en nuestro subconsciente llegando a manifestarse de manera automática. Así nos vamos a dormir y surgen los pensamientos de preocupación, temor, duda a los que estamos acostumbrados revivir una y otra vez. De allí que no sea tan fácil cambiar el tipo de pensamientos, palabras y comportamientos que estamos acostumbrados a tener.
Sin embargo, eso no quiere decir que no lo podamos hacer, solo estamos analizando el mecanismo por el cual repetimos determinadas conductas y de la misma manera que creamos un hábito negativo, podemos crear uno positivo, pero. para poder hacerlo necesitamos en primer lugar, de la auto motivación, es decir la capacidad de generar sentimientos y emociones que nos lleven a querer lograr metas y cambios en nuestra vida. Desde luego existen instrumentos que nos ayudarán también como la visualización, las frases positivas repetidas una y otra vez y otros que iremos desarrollando en diferentes artículos más adelante.
La Ley de atracción, como todas las leyes espirituales es inviolable seamos concientes de ella o no y constantemente estamos atrayendo a nuestras vidas, experiencias, personas, cosas materiales, alegrías, tristezas es decir todo aquello que tenemos en el presente.
Pero atraemos, no sólo lo que queremos, sino también aquello que tememos, por que? Por la persistencia y fuerza de la emoción que ponemos cuando tememos algo.
Observemos como es la actitud de los niños cuando quieren algo, piensan mágicamente, primero con la idea que será Papá Noel o los Reyes Magos quienes harán sus deseos realidad, ellos no dudan, no saben si hay dinero para comprarlo o no, simplemente lo piden y tienen la firme convicción que lo tendrán y por algún lado consiguen lo que desean, sea a través de los padres, los tíos, abuelos o cualquier persona lo obtienen. Pero a medida que vamos creciendo, vamos asimilando las ideas de los mayores y empezamos a dar importancia al dinero y a lo fácil o difícil que es conseguirlo de acuerdo a las creencias de las personas mayores.
Entonces, volvamos a ser niños al acostarnos y al despertar y tengamos pensamientos agradables, sintiendo que podemos conseguir lo que deseamos, que todo puede cambiar para mejor, recordemos que no son los hechos los que nos causan malestar, es la forma como reaccionamos ante los hechos, la actitud que tenemos es la que nos afecta positiva o negativamente.
Por lo tanto si elegimos tener actitudes positivas, por la ley de atracción tendremos más hechos positivos en nuestra vida y a medida que obtengamos logros, iremos reforzando nuestra convicción en que podemos atraer a nuestra vida todo aquello que deseamos.


domingo, 1 de febrero de 2009

PIENSA POSITIVAMENTE

Siente que la vida es una feliz oportunidad.

Expresa pensamientos optimistas. Siéntete seguro de salir adelante en lo que te propones.

Quien funciona con esta mentalidad pone en juego LA LEY DE LA ATRACCION. Si la aplicas con persistencia harás el milagro de que tus sueños se hagan realidad.

Precisa qué quieres conseguir, adónde quieres llegar y qué deseas ser.

Fija esos ideales en tu conciencia y recuérdalo repetidas veces, hasta que se siembren esas metas en tu subconciente y se hagan una unidad contigo.

Y espera resultados acordes con tu mentalidad esperanzada. ¿Quieres un milagro grande o pequeño? el resultado depende de tu elección.

Autor: Tomado del libro "Maravillosas 366 motivaciones de TIBERIO LOPEZ FERNÁNDEZ

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...